Cargando...

MASCARILLAS DE CHOCOLATE, REJUVENECEDORAS FACIALES!

 

Por su alto contenido en antioxidantes, el chocolate tiene la capacidad de ralentizar el proceso de envejecimiento además de mejorar el tono y la suavidad de nuestra piel. Por eso en los últimos años este se ha convertido en el protagonista principal de muchos de los tratamientos que se realizan en centros de estética y spas, pero también en casa lo podemos usar, como estás mascarillas que te vamos a dar. 

Incluso no solo se utilizan en mascarillas caseras, también  máscaras de chocolate puro en limpiezas faciales o en sesiones de microdermoabrasión, su beneficio sobre la piel es el rejuvenecimiento facial, se pueden utilizar en todo tipo de pieles. 

Mascarilla facial de chocolate

Para aplicar este tratamiento debes tener tu rostro perfectamente limpio y seco.

Ingredientes:

- ¼ de taza de cacao en polvo.

- ¼ de taza de miel.

- 3 cucharaditas de crema de avena.

- 3 cucharaditas de leche entera.

Preparación:

- En un recipiente bate muy bien todos los ingredientes y luego calienta la mezcla en el horno microondas durante un minuto.

- Con los dedos esparce la pasta espesa sobre el rostro, evitando las áreas de los ojos y la boca. Deja actuar durante 15 minutos. Retira la mascarilla con una toalla humedecida en agua tibia. Para terminar, aplica una crema humectante.


Mascarilla corporal anticelulitis y antiestrías
Ingredientes:

- ¼ de taza de manteca de cacao

- ½ taza de chocolate en cuadritos, rallado o en chips

- 2 cucharadas de leche entera

- 5 cucharadas de jugo de jengibre

Preparación:

Pon el chocolate al baño de María durante 10 minutos. Cuando se derrita y su calor sea soportable al contacto con la piel, aplica una capa sobre las zonas afectadas por celulitis y estrías (muslos, nalgas, abdomen). Posteriormente, envuelve en un plástico las áreas donde aplicaste la mascarilla y deja actuar durante 20 minutos. Retira el chocolate y finaliza realizando un suave masaje con la manteca de cacao.


De acuerdo con estudios realizados por los cosmetólogos del Instituto Terapéutico Grotta Giusti Terme de Italia, la absorción del cacao a través de la piel, mediante un masaje, produce la misma sensación placentera que comer una caja de chocolates. Lo mejor de todo es que ,no engorda. 

L. González 
www.mencantaelchocolate.com