Siguenos en facebook:

DEVIL'S FOOD CAKE / EL ALIMENTO DEL DIABLO


Nuestra bella Ana Gutiérrez Vázquez de España como siempre se luce con esta espectacular receta que nos manda, esta mujer nos enloquece con esto que nos manda llamado EL ALIMENTO DEL DIABLO, disfrútenla!!




Ingredientes de la tarta de chocolate y nata "el alimento del diablo" (Devil's food cake): 


Bizcocho de chocolate: 
120 gr. de chocolate para fundir. 
200 ml. de crema agria. 
150 gr. de azúcar de caña. 
300 gr. de harina de repostería. 
una pizca de sal. 
3 cucharadas de cacao (36 gramos). 
1 cucharadita de bicarbonato. 
120 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente. 
200 gr. de azúcar. 
2 huevos. 
175 ml. de agua. 

Ganaché de chocolate con crema agria: 
200 gr. de chocolate para fundir. 
200 ml de crema agria. 
100 ml de nata para montar. 

Relleno de nata: 
Relleno: 250 ml. de nata para montar. 
1 cucharadita de extracto de vainilla. 
35 gr. de azúcar glass


Preparación:

Precalentamos el horno, arriba y abajo, a 180 ºC.

Derretimos en un cazo la crema agria, el azúcar de caña y el chocolate. Ponemos a calentar la crema agria. Cuando esté caliente, añadimos el chocolate picado (que se derretirá sin muchos problemas). Por último, añadimos el azúcar de caña y removemos hasta que se integre y disuelva correctamente. Obtendremos una especie de crema de chocolate.

Batimos la mantequilla con el azúcar blanco. Esto nos resultará más sencillo si previamente hemos sacado la mantequilla del frigorífico y la tenemos a temperatura ambiente.

A continuación separamos las yemas de las claras, añadiendo las yemas de huevo una a una a la preparación anterior de mantequilla y azúcar: añadimos una yema y batimos bien. A continuación añadimos la siguiente y volvemos a batir.

En un cuenco mezclamos la harina, el cacao y el bicarbonato. Removemos bien y tamizamos sobre la mezcla anterior, alternando con el agua. Es decir, tamizamos un poco, añadimos un poco de agua y batimos. Repetimos la operación hasta que hayamos añadido toda la mezcla de harina y cacao, así como el agua.

Vertemos la crema de chocolate sobre la preparación anterior e integramos y mezclamos bien con una espátula.

Montamos las claras a punto de nieve. En esta ocasión las he montado sin añadir azúcar porque considero que el bizcocho ya lleva más que suficiente. Simplemente añadí una pizca de sal para ayudar a subir la claras.

Añadimos las claras a la mezcla de chocolates e integramos con una espátula de abajo a arriba, con movimientos envolventes.

Vertemos la preparación anterior en un molde desmontable, convenientemente engrasado, introducimos en el horno, por arriba y por abajo a 180 ºC. Lo dejamos dentro durante unos 60 minutos. Recordad que este tiempo es variable, dependiendo del tipo de horno.

Transcurrido el tiempo de cocción, sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar un poco antes de desmoldar. A continuación, quitamos el molde con sumo cuidado y lo dejamos enfriar. No lo cortéis ni manipuléis. Dejadlo enfriar y punto.

Continuamos preparando el relleno del bizcocho. Para ello, montamos la nata con el azúcar glass. Un poco antes de finalizar de batir, añadimos la esencia de vainilla e integramos con la batidora.

Si llegados a este punto, nuestro bizcocho está frío, procedemos a cortarlo horizontalmente. El objetivo es obtener dos planchas de bizcocho que rellenaremos con la nata del paso anterior. Es posible que el bizcocho haya crecido mucho e incluso se haya roto por la parte superior. No pasa nada: cortamos esa parte y le damos la vuelta. Luego, volvemos a cortar horizontalmente para obtener nuestras dos planchas ya aplanadas.

Posteriormente bañaremos el bizcocho con la ganaché de chocolate y crema agria. Lo ideal es que podamos recoger la ganaché que nos sobre, además de obtener un plato más o menos limpio por los bordes. Para ello, lo deseable sería poner el bizcocho sobre una rejilla y ésta encima de un plato, de manera que al verter la ganaché podamos recoger la que sobre. Luego nos llevaríamos el bizcocho a otro plato. En mi caso no dispongo de rejillas lo suficientemente anchas para soportar el peso del bizcocho. Por este motivo, puse la base del bizcocho (la primera plancha) sobre papel de hornear y luego sobre un plato.

Realicé todo el montaje de la tarta sobre esta estructura y, finalmente, cuando la ganaché estaba dura, transporté, con la ayuda del papel de hornear que hacía de base, todo el bizcocho al plato de presentación.

Os advierto de esto para que lo tengáis en cuenta antes de comenzar a montar la tarta.

Una vez explicado lo anterior, y con el bizcocho sobre la estructura que hayamos decidido para darle el baño, cubrimos la primera plancha con la nata montada.

A continuación, cubrimos con la otra plancha de bizcocho.

Por último, preparamos la ganaché. Calentamos la crema agria y la nata. removemos bien. A los dos o 3 minutos, añadimos el chocolate, previamente picado en trocitos. Removemos bien con las varillas, hasta que todo esté correctamente integrado y el chocolate se haya fundido.

Bañamos nuestro bizcocho con la ganaché. Recordad que lo habíamos puesto encima de una rejilla, o encima de un plato cubierto con el papel de hornear.

Recogemos la ganaché que sobre por los lados y seguimos cubriendo, según nuestro gusto. Yo sólo vertí crema una vez. Luego la decoré con fideos de chocolate y escamas de chocolate.

Introducimos en la nevera y dejamos que el baño se asiente. Varias horas.

Y eso es todo. Espero que os guste esta tarta de chocolate y nata "el alimento del diablo".

Receta elaborada por:
Ana Gutiérrez Vázquez
Instagram: anagutv