Siguenos en facebook:

TARTA DE CHOCOLATE ZÜRICH







UN TRIBUTO CULINARIO A LA MAYOR CIUDAD DE SUIZA.



6 - 8 comensales

INGREDIENTES:

MASA QUEBRADA DE CHOCOLATE PARA LA BASE (MASA DULCE):

200 g. de harina

135 g. de mantequilla

70 g. de azúcar en polvo

1 yema de huevo

¼ cuchara desayuno de extracto de vainilla

2 cucharadas soperas de cacao en polvo

1-2 cucharadas soperas de agua o leche, fría

RELLENO:

100 g. de Chocolate Negro LINDT troceado

200 g. de mantequilla

3 huevos, ligeramente batidos

4 yemas de huevo

50 g. de azúcar




PREPARACIÓN PARA LA BASE:

En un mezclador o procesador de alimentos, mezclar la mantequilla

y el azúcar hasta formar una crema.

Añadir la yema de huevo y el extracto de vainilla. En un bol distinto,

combinar la harina y el cacao en polvo y añadir a la mezcla de

mantequilla.

Si es necesario, añadir agua o leche, frías, en cantidad suficiente para

ligar la masa.

Dejar reposar en el frigorífico una hora como mínimo.

Estirar con el rodillo hasta unos 3 mm. y colocar en un molde

engrasado (sólo hasta media altura en un molde desmontable). Si usa

un molde de tarta, dejar que la masa rebose del molde y pase el rodillo

para pegar la masa al molde.

Pinchar el fondo de la masa con un tenedor y hornear sin rellenar

(molde desmontable de 20 cm.).

Para hornear sin rellenar, recubrir la parte interior de la masa con

papel sulfurizado y rellenar el hueco con arroz o alubias secas, sin

cocer.

Hornear durante 10-15 minutos. Retirar el arroz/judías y continuar

horneando durante 10 minutos más. Retirar del horno, reservar y

empezar el relleno.

El arroz/judías pueden reutilizarse pero no pueden comerse



PREPARACIÓN PARA LA BASE:

Fundir el chocolate, cortado a trocitos, al baño maría o en el microondas.

Retirar del calor y reservar.

En un recipiente separado, batir los huevos, las yemas y el azúcar hasta

doblar el volumen.

Fundir la mantequilla.

Añadir el chocolate a la mezcla del huevo, adicionándolo con cuidado.

Añadir la mantequilla fundida, vertiéndola gradualmente por la pared

del recipiente de mezcla.

Verter el relleno en la masa ya horneada e igualar la superficie con la

parte convexa de una cuchara.

Hornear a 180ºC durante 35-40 minutos.

Enfriar la tarta dentro del molde. Servirla a temperatura ambiente.

NOTA:

Para acabar la tarta,

espolvorearla con cacao

en polvo o azúcar

en polvo. También se

puede usar mermelada

de albaricoque o de

naranja tamizadas y

calentadas, pintando

la superficie con un

cepillo de repostero

o esparciendo una

capa delgada con un

cuchillo. Para acabar,

espolvorear los bordes

con azúcar en polvo.

Servir la tarta con un

adorno de nata y frambuesas

o fresas frescas

www.lindt.es