Siguenos en facebook:

¿Quién teme al chocolate?



Un poco de historia del chocolate La historia del chocolate empieza en América, con los aztecas y su cultivo del "cacahuatl" o árbol del cacao, cuyos frutos consumían de forma líquida y en una bebida llamada "tchocolatl".El primer contacto europeo con el chocolate se produjo con la llegada de Cristóbal Colón a América, aunque no fue traído a Europa hasta 1520, en una época en la que el chocolate sólo se encontraba al alcance de unos pocos.Durante el siglo XIX aparecieron diferentes tipos de chocolates para consumir en tableta, en polvo, con avellanas, etc. Y fue en ese momento cuando Nestlé inventó el chocolate con leche.Para conocer mejor los beneficios del chocolate, debemos profundizar en su cara más oculta y sin embargo fuente de energía: las grasas y los hidratos de Carbono. 
  • Las grasas del chocolateActualmente, la mención de la palabra grasa provoca asociaciones negativas, pero debemos saber que la grasa...
  • Realza el sabor del chocolate y proporciona consistencia.

  • Es una fuente de energía muy importante.
  • Ayuda al crecimiento y al desarrollo del cuerpo.
  • Es esencial para que nuestro organismo absorba las vitaminas liposolubles.
  • La que contiene el chocolate, el ácido esteárico, no influye de forma negativa en los niveles de colesterol en sangre.
  • Protege los órganos vitales (riñones, intestinos) frente a impactos físicos y al organismo frente a pérdidas excesivas de agua y calor.b) Los hidratos de carbono del chocolate:Los hidratos de carbono deberían representar entre el 55% y el 60% de nuestra ingesta diaria. Eso sí, ten en cuenta que los hidratos de carbono que contiene el chocolate son azúcares simples, y si bien todos los hidratos son beneficiosos para la salud, es recomendable que los simples no representen más del 25% de nuestra ingesta diaria.Disfruta del chocolate con moderación y mantendrás tu dieta equilibrada sin problemas. Los beneficios del chocolateEn efecto, el chocolate tiene muchos efectos positivos que aportan a nuestro organismo multitud de nutrientes que desconocemos. Entre los beneficios del chocolate encontramos:
  • Los flavonoides, unos antioxidantes naturales que nos protegen de las enfermedades cardiovasculares.
  • El magnesio, muy importante para el funcionamiento del organismo y para el desarrollo de los huesos.
  • El ácido oleico, que ayuda a mejorar los niveles de “colesterol bueno”.
  • El hierro, que participa en el transporte de oxígeno en el cuerpo y que ayuda a las células a desarrollarse.
  • Las vitaminas B2 y B12, que ayudan a liberar la energía de los alimentos y al desarrollo de las nuevas células.
  • El fósforo, muy importante en la constitución de los huesos y de los dientes.
  • El ácido esteárico, una grasa presente en el chocolate que no aumenta los niveles de colesterol en sangre.

Y si necesitas más motivos para disfrutar de los diferentes chocolates , aquí te ofrecemos varios:
Sobre... el chocolate con leche

El chocolate con leche es un alimento de gran valor energético, que ayuda a cubrir las necesidades energéticas del organismo. Una ración de 20g de chocolate con leche contiene casi las mismas calorías que un plátano grande o un yogur natural con azúcar. Prueba a comerlo con galletas y recargará tu cuerpo de energía.
Sobre... el chocolate con leche y almendras

Gracias a su contenido rico en minerales (fósforo, calcio y magnesio), el chocolate con leche y almendras favorece al crecimiento y el fortalecimiento de los huesos. Una ración de 20g aporta el 8% de la cantidad diaria recomendada de magnesio.
Sobre... el chocolate negro

El chocolate refinado e intenso de Nestlé es una sensación suprema de placer, que además está llena de nutrientes. Además, el chocolate negro es rico en fibra y una importante fuente de magnesio, que ayuda a nuestro organismo a hacer frente a situaciones de estrés. Debes tener en cuenta que, a pesar de todos sus nutrientes y beneficios, el chocolate nunca debe sustituir a las frutas o las verduras y, por tanto, debe formar parte de una dieta equilibrada.Algunos mitos contra el chocolate que debes olvidar Dicen que el chocolate provoca obesidad, acné, caries, adicción... en realidad todas estas conjeturas solo son mitos sin ninguna base científica que han sido divulgados en nuestra sociedad como respuesta fácil a problemas muy complejos. Algo que no debería ser así. De hecho, muchos estudios científicos afirman que el chocolate, consumido de forma moderada, puede ser beneficioso para nuestra salud.Aquí encontrarás respuestas a varios de los mitos entorno al chocolate:

  • Obesidad: Es sabido que una de las causas más comunes para ganar peso es la inactividad y no tan sólo el valor energético de los alimentos consumidos. Si mantenemos unos hábitos adecuados en lo referente al ejercicio físico y/o deporte, no deberíamos preocuparnos en absoluto por un consumo moderado de chocolate.
  • Migrañas: Las causas más relevantes de las migrañas suelen ser el estrés, la presión sanguínea y los cambios hormonales. Sólo en un 5% de los casos el chocolate podría ser responsable de este malestar.
  • Caries: Lo más importante es tener un hábito de higiene adecuado. Hay que cepillarse los dientes después de cada comida.
  • Adicción: El sabor y las sensaciones que se experimentan al comer chocolate son ciertamente agradables, pero no hay evidencia científica de que cree adicción.
  • Excitante: Los niveles de theobromina (de la familia de la cafeína) en el chocolate son tan bajos que difícilmente pueden ser excitantes.
  • Acné: Las investigaciones establecen que la alimentación no influye de forma directa en la aparición del acné.
  • Enfermedades coronarias: No hay un soporte científico en este punto, aunque parece que el chocolate podría tener efectos positivos para la salud cardiovascular. Por un lado, el cacao es rico en ácido esteárico, que no aumenta los niveles del colesterol en sangre.Para terminar, sólo debemos recordar que, efectivamente... ¡tenemos un montón de razones para saborear el chocolate! ¡Disfrutémoslo! 

nestle.es