Siguenos en facebook:

Pretzels bañados en chocolate

                          

Esta receta de pretzels bañados en chocolate es super fácil. Es ideal para divertirse con los niños preparando regalos para San Valentín o para cualquier otra celebración. Es ideal para quienes disfrutan de comer dulce y salado en un mismo bocado.




Tiempo de preparación: 5 minutos
Total: 5 minutos
Ingredientes:
  1. 30 pretzels pequeños (de diferentes tamaños y formas)
  2. 450 grs chocolate de calidad trozado
  3. Sprinkles de colores para decorar (a gusto)




Preparación:

  1. Derrite el chocolate a baño maría
  2. Hunde los pretzels de chocolate en el chocolate derretido
  3. Coloca los pretzels de chocolate en una bandeja con una placa de silicona
  4. Decora con los sprinkles (intenta espolvorear rápidamente para que se puedan adherir al chocolate derretido)
  5. Permite que el chocolate se enfrie y endurezca en la nevera
  6. Como habras notado en la receta, no he templado el chocolate. Es posible bañar los pretzels con chocolate sin templarlos (aunque deberás dejarlos en la nevera para que evitar que se derrita el chocolate). El templado es un proceso que, además de no necesitar refrigeración, permite que el chocolate obtenga un color óptimo, vistoso y con brillo.

Nota:

No he encontrado una traducción apropiada para los sprinkles en el idioma español. La traducción en el direccionario es espolvorear o rociar. Los sprinkles tienen como finalidad decorar productos de repostería como ser cupcakes y donuts (para nombrar sólo algunos). Los sprinkles vienen de diferentes colores, formas y sabores y se consiguen en tiendas de repostería y supermercados.

Para realizar el templado por sembrado

  • Pica el chocolate y reserva algunos trozos para el sembrado
  • Derrite el chocolate a baño maría (el chocolate no debe superar los 122ºF o 50ºC ya que se arruinaría y perdería su calidad).
  • Reduce la temperatura del chocolate, incorporando un poquito más de chocolate picado. Continua revolviendo hasta homogenizar y alcanzar los 81ºF (27ºC).
  • Lleva el bol nuevamente a baño maría hasta que el chocolate alcance el rango de 86-90ºF (30-32ºC). Es primordial no superar este rango de temperatura ya que, de lo contrario, deberás comenzar nuevamente con el proceso de templado.
  • Realiza una prueba testigo, utilizando una espátula metálica o cuchillo de chef. Espera que se solidifique y haz presión con otra espátula de metal sobre el chocolate. Si se enrolla o forma un mini “rulito” es porque se logró el temple, de lo contrario, debes continuar revolviendo hasta lograrlo.
  • Una vez templado, puedes utilizar el chocolate para decorar tus creaciones!
  • Es preferible conservar el chocolate en una zona oscura, seca y alejada de olores fuertes. Si se lo expone a una atmósfera cargada de humedad o con cambios de temperatura, el chocolate cambiará tanto su aspecto como su consistencia.

postres.about.com