Siguenos en facebook:

Mayores cantidades de chocolate disminuyen la grasa corporal



Las personas que consumen más chocolate tienen un índice de masa corporal más bajo (y, en consecuencia, apenas sufren obesidad ni sobrepeso) si las comparamos con las personas que no son especialmente aficionadas al cacao. Y esta diferencia se produce incluso si se practica ejercicio físico.




Es lo que al menos sugiere un estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine por Beatrice Golomb y sus colegas del Departamento de Medicina Interna de la Universidad de San Diego.


Por un lado, el chocolate negro es muy saciante, lo que evita que luego comamos alimentos grasos, salados o dulces. Además, el cacao tiene posibles efectos beneficiosos para la salud gracias a sus antioxidantes, tales como una bajada de la presión arterial, del colesterol y del peso.




De hecho, el chocolate es un alimento rico que proporciona múltiples propiedades saludables, Es un gran antioxidante, anti−trombótico y anti−inflamatorio, tiene efectos anti−hipertensivos y puede ayudar a prevenir la cardiopatía isquémica.

La gente ha asumido que el chocolate, como tiene calorías y es considerado un dulce, pues es, per se, malo. El estudio no apoya la tesis de comer grandes cantidades de chocolate para perder peso, pero aquellos que consumen regularmente este producto quizás deberían dejar de sentirse culpables por hacerlo.

Los investigadores insisten en la necesidad de ser moderados en el consumo de chocolate. "En cantidades moderadas, el chocolate puede ser bueno, como ha demostrado nuestro estudio. Pero un consumo excesivo resulta, sin duda, perjudicial. Como se suele decir: demasiado de algo bueno, ya no es bueno".

Si bien el estudio no es concluyente, es bastante destacable: se llevó a cabo estudiando los hábitos alimenticios de 1.000 adultos sanos, de entre 20 y 85 años. Más que la cantidad, al parecer, lo importante es la frecuencia en el consumo del chocolate.

Quizá ahora, con la conciencia más tranquila, podrás disfrutar del chocolate sin remordimiento a engordar.